lunes, 5 de octubre de 2009

PATOLOGÍA GINECOLÓGICA

ENFERMEDAD TROFOBLÁSTICA GESTACIONAL.

(1) Definición y clasificación de la ETG.

(2) MOLA HIDATIFORME: características generales y diferencias específicas entre mola completa, parcial e invasora (clínicas, genéticas, macroscópicas, microscópicas, en pronóstico). Manifestaciones clínicas y paraclínicas. Complicaciones, tratamiento y seguimiento.

(3) ENFERMEDAD TROFOBLÁSTICA GESTACIONAL PERSISTENTE. Definición.
Categorías (mola persistente, mola invasora, coriocarcinoma gestacional). Diagnóstico. Manejo de la paciente con ETGP.

(4) CORIOCARCINOMA GESTACIONAL. Definición. Etiopatogenia. Manifestaciones clínicas y paraclínicas, aspectos macro y microscópicos sobresalientes. Diseminación y estadificación. Factores pronósticos (grupos de bajo y alto riesgo). Tratamiento.

1 comentario:

Luis Daniel Peralta Pérez dijo...

1. En esta primera imagen se observa una pieza macroscópica de una placenta con una “MOLA PARCIAL”, en la que se puede ver en algunas zonas (lo que la diferencia de una completa) estructuras quísticas de pared fina y transparentes compuestas por vellosidades edematosas. No se identifican estructuras embrionarias o amnios.
2. Fotomicrografía con microscopía de campo claro teñida con Hematoxilina-Eosina, de un corte de la pieza macroscópica anterior, en la que se identifican vellosidades coriónicas tumefactas o edematosas (hidrópticas) en combinación con vellosidades de tamaño y características normales; se identifica una hiperplasia focal del trofoblasto. Estos hallazgos histopatológicos confirman el diagnóstico de “MOLA PARCIAL”.
3 y 4. Estas dos imágenes corresponden a piezas macroscópicas de placentas con “MOLA COMPLETA” en las que se observa que en su totalidad están formadas por estructuras quísticas, de pared fina y transparentes que dan el aspecto de “uvas” (compuestas por vellosidades coriónicas edematosas); algo importante es que no se identifican estructuras fetales.
5. Corresponde a una fotomicrografía de campo claro teñida con H-E, en la que se identifica que TODAS las vellosidades coriónicas se encuentran edematosas y con cisternas en su interior (estos son los llamados cambios hidrópticos). Además, se identifica una hiperplasia generalizada del trofoblasto: se identifican células uninucleadas pequeñas que corresponden al citotrofoblasto, células grandes con citoplasma abundante multinucleadas que corresponden al sincitiotrofoblasto e incluso se identifican algunas otras con citoplasma abundante pero que solo poseen un solo núcleo, el llamado trofoblasto intermedio. Estos hallazgos histopatológicos confirman el diagnóstico de “MOLA COMPLETA”.
6 y 7. Fotomicrografía con microscopía de campo claro teñida con Hematoxilina-Eosina en la que se identifica proliferación del citotrofoblasto y el sincitiotrofoblasto, en un fondo de necrosis hemorrágica y fibrinoide (se observa color rojizo con abundancia de eritrocitos). Un dato característico es que no se encuentran vellosidades coriónicas en comparación con las molas. Los datos microscópicos se relacionan con los hallazgos macroscópicos: tumor en el cuerpo uterino, blando y de color amarillo que tiene extensas áreas de necrosis hemorrágica denotadas por un color negro; la extensión incluso llega al miometrio. Los hallazgos macroscópicos y microscópicos hacen el diagnóstico de “CORIOCARCINOMA GESTACIONAL”.